Histasan – Los mejores tratamientos para las hemorroides!

Los mejores tratamientos para las hemorroides: precios, avisos y dosis

Introducción rápida a las hemorroides

¿Busca los mejores tratamientos para las hemorroides o la mejor crema para hemorroides? Usted ha venido al sitio correcto! histasan es el portal número 1 dedicado a las hemorroides y sus tratamientos.

Distribución: Las hemorroides son un fenómeno global y no están limitadas a continentes o comunidades específicas.

Primera mención de esta enfermedad: La primera mención de la enfermedad se remonta al segundo milenio antes de Cristo y es una de las primeras enfermedades de la humanidad que se mencionan por escrito.

Tratables: En la mayoría de los casos, las hemorroides son extremadamente tratables. Es bastante raro que un médico escolar no tenga la capacidad de ayudar. Esto se debe principalmente a condiciones preexistentes que causaron las hemorroides en primer lugar.

meilleurs traitements anti-hémorroïdaires
meilleurs traitements anti-hémorroïdaires

Por ejemplo, las enfermedades diarreicas crónicas de origen parasitario suelen ser una causa de hemorroides que no pueden tratarse eficazmente. Pero incluso en estos casos, aún es posible reducir los síntomas con medicamentos.

Tipo de disparador : Las causas específicas del desarrollo de las hemorroides son todavía desconocidas. Sin embargo, hay un gran número de condiciones preexistentes específicas o estilos de vida que se consideran cruciales para el establecimiento de la afección. La premisa general es una interacción de aspectos internos y externos.

Pero no todas las formas de la enfermedad son necesariamente dolorosas, o incluso están relacionadas con síntomas perceptibles. Por lo tanto, puede ser cierto que uno sufre de este trastorno sin sospecharlo.

Es aconsejable que hable con su médico de familia. Si no es capaz de controlar el sufrimiento, consultará a un colega o a un profesional. Un proctólogo, por ejemplo.

Descubre los mejores tratamientos para las hemorroides:

Anusol HC

Para saber más
Proctofoam HC

Para saber más
Proctosedyl

Para saber más
Scheriproct

Para saber más
Ultraproct

Para saber más
Xyloproct

Para saber más

Hemorroides

Entre el recto y el esfínter anal, hay un cojín de vasos sanguíneos llamado plexo hemorroidal.

Los elementos de la zona torácica forman una red de venas y arterias.

Cuanto más tiempo se intensifican, más se comprimen los crecimientos patológicos en la región del ano. Aunque la discusión sobre la enfermedad es mucho más abierta hoy que hace unas décadas, las hemorroides siguen siendo consideradas un tema tabú.

Esto se aplica en principio a todas las enfermedades que afectan a la zona rectal, por un lado, y al intestino, por otro. Dado que aproximadamente el 70% de los hombres mayores de 30 años se ven afectados por este problema, un mayor intercambio sobre este trastorno sería sin duda muy útil.

Debido a que muchas personas tampoco consultan a sus médicos en caso de hemorroides, sólo se dispone de estimaciones del número de personas con hemorroides. Se supone una proporción de aproximadamente el 50% para los adultos mayores de 30 años de edad. Las niñas se ven afectadas con menos frecuencia que los hombres.

Pero aquellos que tienen síntomas del área rectal no deben tener miedo de ver a un médico por mucho tiempo, porque no son necesariamente las hemorroides relativamente inofensivas las que las causan. Enfermedades mucho más graves, como el cáncer intestinal, podrían ser la causa, y sus posibilidades de tratamiento aumentan si se detectan a tiempo en cualquier situación.

Muchos hombres y mujeres consultan a un médico si sospechan que tienen hemorroides, en este caso un gastroenterólogo. Sin embargo, este último detecta con frecuencia otras enfermedades como la psoriasis, el herpes, la neurodermatitis o las infecciones fúngicas.

Si las hemorroides tienen una expresión fuerte, también son visibles desde el exterior. Esto permite al médico hacer un diagnóstico fiable y descartar cualquier otra molestia potencial. A menudo le recetará lo que considere la mejor crema para hemorroides para usted.

Patogénesis

Las hemorroides ocurren cuando los cuerpos cavernosos derechos, es decir, la inflamación del ano, se expanden como un nódulo en la región de la zona hemorroidal. El agrandamiento de este plexo hemorroidal contribuye a la formación de «hemorroides internas».

Las hemorroides en sí mismas se ramifican, las hemorroides también pueden ocurrir en otros lugares. En este caso, estamos hablando de nodos de satélite. Si las hemorroides son causadas por la disminución de la vena hemorroidal, se denominan «hemorroides externas».

Hemorroides internas y externas

Además, es crucial distinguir claramente entre hemorroides internas y externas. Las hemorroides externas no siempre son peligrosas. Si no se ha producido ninguna trombosis en la misma, se puede suponer que los indicadores serán limitados. Todo esto sólo se vuelve crucial cuando se produce una trombosis.

Típicamente, se puede asumir en tales casos que hay un gran desarrollo de dolor. Aunque suele desaparecer de una a tres veces, es difícil de tolerar sin analgésicos en toda su presencia. Además, existe la desafortunada verdad de que la defecación es extremadamente difícil durante este período.

Aunque la mayoría de los afectados todavía pueden excretar heces, no es raro que este proceso se convierta en un extraño martirio.

Además, un individuo no debe subestimar los elementos decorativos que aparecen en el contexto de esta manifestación de la enfermedad mencionada anteriormente. Incluso si la inminencia del dolor disminuye después de sólo unos días, como ya se ha mencionado, la hinchazón, es decir, las hemorroides externas percibidas, no disminuye.

Esto puede durar hasta cuatro semanas o más y causar algo de estrés. Estas restricciones influyen principalmente en la higiene anal de la persona afectada.

Esto no es fácil de garantizar debido a las condiciones. Por lo tanto, puede ser necesario no sólo lavar con papel higiénico, sino también utilizar otros medios. Por ejemplo, baños o agua corriente.

Por ejemplo, en forma de manchas rojizas en el papel higiénico, manchas en las bragas o gotas en el ano. Aunque esto debe considerarse una clara señal de advertencia, no debe causar demasiados problemas.

Al final, no todos estos son eventos muy serios.

Sin embargo, una persona no debe tomar este síntoma suavemente y consultar a un médico si es necesario. Esto no es así en absoluto porque, como paciente recientemente enfermo, otras enfermedades potencialmente contagiosas no pueden ser excluidas como causas.

De lo contrario, las hemorroides internas generalmente no se expresan o no se expresan en absoluto, como se mencionó anteriormente. Sin embargo, esta condición puede cambiar. Esto es siempre cierto cuando las hemorroides internas desarrollan trombosis y/o necrosis.

Las hemorroides necrosantes son particularmente peligrosas y deben ser tratadas rápidamente y sin vacilación con los mejores tratamientos antihemorroidales.

meilleurs traitements anti-hémorroïdaires
meilleurs traitements anti-hémorroïdaires

Si bien es probable que ésta no sea la causa de la muerte, hay muertes directamente asociadas con dicho diagnóstico. Además, una persona también debe adaptarse a otros síntomas si es necesario.

La incontinencia también es menos frecuente. Pero este fenómeno es relativamente raro. Pero si esto es cierto, debe entender que se trata de una alerta roja y consultar a un médico lo antes posible.

La incontinencia no es una cuestión trivial y puede causar graves pérdidas no sólo para la salud. También a nivel social, este tipo de discapacidad está ligado a limitaciones a veces inmensas. La mayoría de los casos de esta afección se pueden tratar relativamente bien. Por lo tanto, en general, serían completamente evitables.

Etiología

Las hemorroides ocurren con frecuencia cuando las personas han desarrollado estreñimiento crónico durante un largo período de tiempo. El estreñimiento ocurre cuando los intestinos se drenan menos de tres veces por semana. Al mismo tiempo, suele ser más difícil vaciar los intestinos, por ejemplo, durante una defecación difícil, que puede ir acompañada de dolor.

El estreñimiento crónico puede ser causado, así como las causas a menudo relacionadas con el estilo de vida. En el campo de la nutrición, la ausencia de fibras no digeribles puede provocar estreñimiento.

En una dieta saludable, se espera que la fibra dietética aumente la cantidad de contenido intestinal, causando irritación del intestino. Esto provoca más ejercicio en el intestino, lo que estimula la digestión y acelera la excreción de las comidas.

En general, los alimentos indigeribles permanecen en el tracto digestivo por un período de tiempo más corto. Se recomienda disponer de una fuente suficiente de líquidos para que la fibra alimentaria presente en las semillas de lino, por ejemplo, pueda hincharse mejor y tener así todo su efecto.

Esto puede llevar a una congestión de la sangre en el área rectal.

Además, la digestión se ralentiza, lo que resulta en una frecuencia de deposiciones muy baja. A veces, una estimulación de la defecación que a menudo se suprime también puede provocar estreñimiento.

El estreñimiento puede conducir a hemorroides por un lado, pero por otro, también puede tener una influencia negativa en el estreñimiento. Dado que la defecación puede ser difícil y dolorosa debido a las hemorroides, la estimulación es parcialmente suprimida por la persona afectada.

Además de estas causas, que pueden atribuirse a la vida normal, la ingestión de ciertos medicamentos en el tipo de efectos secundarios también puede causar estreñimiento.

Una variedad de antidepresivos, opiáceos, preparaciones de hierro y varias otras drogas se consideran posibles desencadenantes. Los grupos de ingredientes pueden ser muy diferentes y sin embargo tener el mismo efecto secundario.

Algunas veces, los trastornos del equilibrio electrolítico también pueden ser culpados por estreñimiento crónico. En este caso, se produce hipomotricidad del intestino, lo que ralentiza considerablemente la digestión.

En el campo de la endocrinología, pueden producirse trastornos que afectan a la digestión. El estreñimiento también puede ocurrir durante el embarazo debido a cambios hormonales.

En principio, esto es problemático si el estreñimiento también está relacionado con el hecho de que la defecación está asociada con el aumento de la presión.

Además del estreñimiento crónico, se discute si la obesidad también puede ser un desencadenante potencial de las hemorroides. Se supone que el aumento significativo de peso causa más estrés en el área abdominal. Finalmente, la región del intestino o ano también puede ser influenciada.

Al mismo tiempo, el suministro de sangre para las personas obesas es generalmente más bajo, lo que puede ser facilitado por pequeños ejercicios. También aumenta el riesgo de hemorroides en personas con sobrepeso.

También puede causar estrés en el plexo hemorroidal, lo que puede llevar a la formación de nódulos en sitios característicos.

También son concebibles las predisposiciones genéticas, en las que los defectos del tejido conjuntivo, por ejemplo, son cada vez más visibles. Los vasos sanguíneos pueden perder su estructura elástica pero estable más rápidamente y volverse permanentemente demasiado grandes.

Localización de hemorroides

El paciente se acuesta boca arriba de tal manera que el examinador ve el perineo de frente.

El médico se orienta sobre la esfera de este reloj, ya que las tres ramas principales de la arteria rectal superior suelen estar en un lugar normal a las 3, 7 y 11 horas.

Las tres ramas principales son responsables del suministro del cuerpo cavernoso o plexo hemorroidalis. Finalmente, las tres ramas principales se dividen en cuatro ramas secundarias adicionales para que los nodos secundarios también examinen los puntos 1, 5, 6 y 9 horas.

Esta creación de los ganglios linfáticos es corporal y por esta razón es importante para que el tejido eréctil lleno de sangre pueda formar un anillo.

De este modo, incluso el contenido intestinal acuoso y gaseoso puede almacenarse de forma especialmente eficaz. En caso de hiperplasia, es decir, una mejora no fisiológica del cuerpo cavernoso que va más allá del relleno estándar, las hemorroides se desarrollan en áreas normales.

Diagnóstico

A lo largo de la anamnesis se entrevista al individuo en cuestión para que los síntomas que aquí se sugieren puedan proporcionar los primeros indicios de un aumento patológico del cuerpo cavernoso.

Si han aparecido hemorroides, generalmente son claramente identificables. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que las hemorroides tienen similitudes con la trombosis perianal, por lo que debe proporcionarse una advertencia de diagnóstico diferencial.

Cuando se completa el examen rectal del paciente, los ganglios linfáticos característicos son palpables en áreas normales. Estos nodos también se pueden ver con un proctoscopio. Los ganglios en el canal anal pueden ser notorios, puede haber otros o puede haber protuberancias en la mucosa.

Si la persona ha sugerido que las heces a menudo van acompañadas de sangre, puede ser aconsejable descartar la posibilidad de carcinoma. Para ello, se organiza una evaluación radiográfica que permite obtener resultados más precisos utilizando un agente de contraste.